aislamiento térmico con poliuretano

Aislamiento térmico con poliuretano

El aislamiento térmico con poliuretano proyectado es un material utilizado en construcción para revestir muros y techos.

Nuestra empresa ha realizado diferentes obras de aislamiento térmico con poliuretano proyectado tanto en edificios nuevos como en la rehabilitación de antiguas construcciones en Barcelona y distintos puntos de España.

 

¿Qué es el poliuretano proyectado?

El poliuretano proyectado se refiere a una técnica a través de la cual se aplica el poliuretano sobre una superficie (ya sea pared o techo). El uso de poliuretano proyectado es recomendable debido a que es un excelente aislante térmico, además absorbe ruidos y sirve de material de relleno en construcciones.

El aislamiento térmico con poliuretano proyectado es ideal tanto para hogares, como para empresas y en proyectos industriales.

 

¿Por qué es la mejor opción?

El poliuretano proyectado, como aislante térmico, puede aplicarse tanto en interiores como en exteriores. Su uso es recomendado porque logra proteger las edificaciones de temperaturas que van desde los -10°C hasta los 35°C.

Como un aislante térmico, el poliuretano proyectado ofrece la ventaja de ser un tipo de aislamiento que evita las juntas o fisuras. Debido a su versatilidad y excelente adherencia, se puede utilizar en construcciones que posean incluso las más caprichosas formas.

El uso de poliuretano proyectado no solo es recomendable como un aislante térmico en techos, paredes y fachadas; también es útil para reducir los riesgos de roturas de tejas, bajo las cuales es instalado. El uso de este material se recomienda además para juntas, la protección de cableado eléctrico, el relleno de imperfecciones en superficies; así mismo resulta un excelente aislante del fuego.

El aislamiento térmico con poliuretano es la mejor opción para construcciones saludables. Y es que se conoce que es un material amigable con el medioambiente que además aporta muchos beneficios a la salubridad de las edificaciones. 

El principal motivo por el que el poliuretano es un material recomendado en construcción es porque contribuye al ahorro de energía. El material, además, usado por profesionales, cuenta con el aval de organismos internacionales, respecto a su seguridad sanitaria y uso en la construcción o rehabilitación de edificios.

Por si fuera poco, el poliuretano es un material que no es candidato para la proliferación de bacterias, hongos u otros microorganismos, a diferencia de otros aislantes térmicos. Esta última cualidad del poliuretano proyectado lo vuelve además un material que no requiere mantenimiento. 

 

¿Por qué contratar a profesionales?

Para que una edificación aproveche el uso del poliuretano proyectado en ella, es importante contar con profesionales para su instalación.

La contratación de profesionales no solo optimiza el uso del material para reducir costos, también permite que se trabaje siguiendo los estándares establecidos y así poder dar como producto final una construcción segura a cada cliente.

Las instalaciones hechas por los profesionales de nuestra empresa ofrecen a nuestros clientes un trabajo final de calidad. Conocedores de la responsabilidad que tenemos con quienes nos contratan, estamos predispuestos a responder cualquier duda e inquietud que aquellos puedan tener desde el inicio de nuestra comunicación hasta después de culminado el trabajo. 

Inyección de poliuretano

Si estás buscando una buena forma para aislar una vivienda, lo mejor es llevar a cabo un aislamiento térmico con poliuretano inyectado. Los motivos que nos llevan a este razonamiento son varios. En primer lugar, estamos ante una opción, que es bastante versátil y que se adhiere sin ningún tipo de problema a cualquier material, por lo que su colocación será casi siempre una posibilidad.

Las propiedades aislantes del poliuretano, hacen mejorar el ahorro energético

En segundo lugar, el poliuretano está demostrado que es bastante eficaz, tras verse el ahorro energético que se produce en las casas que se ha instalado. En este sentido, estas, conservan mejor la temperatura, por lo que no hace falta tener tanto tiempo encendidos aparatos de calefacción o refrigeración, ya que la temperatura no escapará por ningún lado y se mantendrá en su nivel ideal.

Este material, compuesto en su mayoría por una espuma que se expande y se adhiere a todo tipo de fisuras y ranuras, consigue además de un aislamiento térmico, un aislamiento ruidoso. Además de ambos, también es interesante ya que también es impermeable, con lo que consigue evitar humedades en la casa que siempre resultan molestas. Pese a ser impermeable, debido a las características que tiene, puede respirar a nivel microscópico, algo totalmente necesario, para evitar que se acumulen en el hogar microorganismos u hongos.

Las ventajas de la inyección de poliuretano

Otra de las ventajas que tiene, es su fácil instalación. De esta manera, lo convierte en uno de los materiales de aislamiento más importantes y que tiene más éxito en todos los niveles, ya que mientras otros materiales, precisan de un gran número de elementos adicionales y requieren una instalación mucho más compleja, el poliuretano se instala mucho más fácil, lo que termina por ser una instalación más rápida, limpia y barata. Para realizar la instalación, básicamente se realizarán unas perforaciones en los elementos que queramos aislar y los inyectaremos el poliuretano. Este como hemos dicho antes, se expandirá con facilidad, tapando todos aquellos recovecos que antes, nos estaban molestando.

La inyección de poliuretano, componente habitual de restauración

Debido a todo esto, es un material de aislamiento en la reparación de muchos edificios antiguos, ya que también se suele utilizar en zonas como en el baño o las ventanas, para evitar que entre agua a través de alguna fisura que se presente. Es importante señalar también, que estamos ante un material que necesita muy poco espacio. Esto quiere decir, que requiere una anchura bastante mínima, en comparación a otros aislantes que necesitan de un mayor espacio para poder funcionar.

Este poliuretano, está basado en dos componentes que se encuentran en estado líquido y que cuando se unen, forman un material aislante de una gran calidad. Estas inyecciones son bastante habituales en las paredes de los edificios antiguos en los que se está llevando a cabo una remodelación y que en su día no contaban con componentes aislantes.

En definitiva, de todo esto se derivan una serie de ventajas, que acaban por afectar de manera positiva a la vivienda y al bolsillo de los que la habitan, ya que es bastante económico y su rendimiento es estupendo.